MI CESTA DE LA COMPRA

No tienes productos en la cesta

LA MIEL

La miel “Brezos de Peñamira” es producto de una explotación familiar, cuyo responsable figura en sus etiquetas, teniendo como lema ofrecer un producto natural de máxima calidad.

 

Esencia de naturaleza

Las abejas liban de las flores existentes en la zona, tomando agua de manantiales y ríos libres de toda contaminación.

Nuestra miel “Brezos de Peñamira” tiene una composición aproximada de un 75% de brezos (urces y quiruelas) y el 25% restante del resto de flora de la zona (cerezo y manzano silvestre, espino blanco, madreselva, zarza, rosal silvestre, tomillo, cantueso, roble, encina, escoba, jara, carquesa....

 

Características

La miel es un producto alimenticio elaborado por las abejas a partir del néctar de las flores de la comarca, peculiar e inigualable en cuanto a su naturaleza, diversidad y libre de toda contaminación. Pura y de calidad genuina, es ideal para la alimentación diaria debido a las bondades y propiedades nutritivas, terapéuticas y energéticas.
La miel de bosque “Brezos de Peñamira” se caracteriza por sus propiedades diuréticas, adquiridas en el néctar de brezos y quiruelas, principal floración de la Sierra de la Culebra. Sus principales componentes son los hidratos de carbono o azúcares (glucosa y fructosa) que se encuentran entre un 75% a 80%, de ahí su propiedad altamente energética.
El néctar recogido por las abejas es rico en sacarosa, azúcar complejo que es procesado por ellas durante la elaboración de la miel, simplificándose en fructosa y glucosa. Ambos azúcares simples son de fácil asimilación para el organismo porque pasan directamente al torrente sanguíneo, en cambio la sacarosa requiere la digestión previa, la digieren las abejas en el buche.
La miel es también fuente de vitaminas y minerales. Aporta sales minerales como el fósforo, calcio, magnesio y vitaminas del grupo B y C. Contiene proteínas en forma de enzimas y aminoácidos que cumplen un rol importante en el desarrollo de las actividades vitales. No contiene grasas. El porcentaje de agua oscila entre el 17% y el 20% dependiendo del clima y del tipo de floración.
Posee un mayor poder edulcorante que el azúcar común. Es oscura, de sabor fuerte y líquida cuando está recién recolectada. La miel, al ser pura, puede solidificarse. Para licuarla, póngase al Baño María.

 

Propiedades

  • Propiedades diuréticas.
  • Libera a las células de las toxinas productoras de fatigas.
  • Repone energías después de esfuerzos físicos y mentales.
  • Normaliza el sistema nervioso. Se utiliza en tratamientos anti-estrés, cansancio físico y depresión.
  • Protege al hígado. Se asimila rápidamente evitando fermentaciones intestinales.
  • Favorece la asimilación del calcio.
  • Da textura a la piel. Es excelente en tratamientos de belleza (manos, piel áspera y agrietada, pelo seco).
  • Eficaz en procesos infecciosos y en los tratamientos para descongestionar las vías respiratorias.
  • La miel y el limón alivian la irritación de garganta.
  • Se emplea como desinfectante y cicatrizante.
  • Disuelta en leche caliente y bebida antes de ir a dormir, tiene efectos sedantes.
  • Acción antimicrobiana, calmante y descongestiva.
  • Desde el punto de vista médico se prescribe tomarla tanto en su estado puro como en preparados (leche con miel, miel con hinojo.....).
  • Se incluye en pomadas para heridas.
  • La industria cosmética prepara productos de glicerina-miel-gelatina así como cremas cutáneas que contienen miel.